Flama y brisa se imbrican en tibia caricia. Nodriza del crepúsculo, la ciudad aguarda el alba y reverencia el mar que la corteja. Simbiosis de océano y resol; génesis de sus epítetos y suntuosidad; especie de sortilegio de esta ribera caribeña... Cienfuegos, la Perla del Sur.

miércoles, 7 de junio de 2017

Para que vuelva nuestra historia, rediviva


Museo Histórico Naval de Cienfuegos.
  Cuando se remonta su estrecha calzada, se tiene la sensación de entrar en la leyenda. La de la Venus Negra que vagaba desnuda por el cayo antes conocido como Güije o Cayo Nuevo, la de esa lengüeta sobre el mar que allá por 1813 escogiera la Marina española para trasladar allí su enclave desde Trinidad.
  El silencio que le impone su ubicación, lejos del ruido de la urbe, lo hace remanso en la ciudad que bulle a escasos 500 metros, callada complicidad que asiste solemne a su historia reciente: en el otrora Distrito Naval del Sur de Cayo Loco, comulgaron fuerzas del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), encabezadas por Julio Camacho Aguilera y el alférez de fragata Dionisio San Román —al mando de los marinos—, y una vez reducidas las postas, se hicieron de las armas que entregaron al pueblo cienfueguero el 5 de septiembre de 1957.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...