Flama y brisa se imbrican en tibia caricia. Nodriza del crepúsculo, la ciudad aguarda el alba y reverencia el mar que la corteja. Simbiosis de océano y resol; génesis de sus epítetos y suntuosidad; especie de sortilegio de esta ribera caribeña... Cienfuegos, la Perla del Sur.

miércoles, 7 de junio de 2017

Para que vuelva nuestra historia, rediviva


Museo Histórico Naval de Cienfuegos.
  Cuando se remonta su estrecha calzada, se tiene la sensación de entrar en la leyenda. La de la Venus Negra que vagaba desnuda por el cayo antes conocido como Güije o Cayo Nuevo, la de esa lengüeta sobre el mar que allá por 1813 escogiera la Marina española para trasladar allí su enclave desde Trinidad.
  El silencio que le impone su ubicación, lejos del ruido de la urbe, lo hace remanso en la ciudad que bulle a escasos 500 metros, callada complicidad que asiste solemne a su historia reciente: en el otrora Distrito Naval del Sur de Cayo Loco, comulgaron fuerzas del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), encabezadas por Julio Camacho Aguilera y el alférez de fragata Dionisio San Román —al mando de los marinos—, y una vez reducidas las postas, se hicieron de las armas que entregaron al pueblo cienfueguero el 5 de septiembre de 1957.
El Óptico está a cargo de Geocuba.
Solo dos años después, y con el triunfo, se fundó una escuela para pescadores, y luego el primer museo creado por la Revolución en la provincia, hace 37 años.
  Visitas guiadas de escolares y turistas, coloquios, eventos científicos y firmas de códigos de ética, eligen este Monumento Nacional como locación, en señal de respeto.
  Una enjundiosa colección narraba en más de 20 salas el origen de tradiciones y oficios marineros, la actividad naval en la nación cubana desde nuestros aborígenes, atravesando la colonia y la República mediatizada, con énfasis en la gesta que hizo a Cienfuegos la primera ciudad libre de Cuba por 24 horas.
  Adscrita a la dirección municipal de Cultura, su último montaje museográfico data de una década atrás, justo cuando se conmemoró el cincuentenario de esa epopeya. A ese momento se debe también su última reparación.
  Lucia Rifat Pérez llevaba más de dos años como administradora, cuando hace cinco meses le encomendaron la dirección del museo, prácticamente para asumir desde su inicio las labores de reconstrucción.
  “Se decidió cerrar por la proximidad del aniversario 60 de la efeméride, y su estado de deterioro: paredes desconchadas por la humedad, filtraciones en techos, sanitarios en mal estado y pisos levantados; e iniciar una reparación capital”.
  Las colecciones, tesoros de la historia naval de la Isla, están protegidas en el ala izquierda, mientras una brigada de trabajadores por cuenta propia sustituyó el piso original, levantado, y desconchó paredes en el primer objeto de obra, a inicios de junio ya casi terminado.
Omar Bermúdez Armendía.
  Omar Bermúdez Armendía, al frente de una brigada de cuentapropistas, formado en esos oficios por la escuela de la Oficina del Conservador, se dedica a la restauración de inmuebles. Tiene en su haber las sedes de la ACAA —Palacio de Blanco—, la de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social, la de la Casa de la Música, el Centro Cultural de las Artes Benny Moré, la Escuela de Oficios, y varios domicilios particulares.
  “Ya hemos concluido los trabajos de mayor complejidad, además de la reparación de las almenas —típicos elementos de las fortificaciones—, los sistemas hidráulico y eléctrico”.
Filtraciones en cubierta, debido al deterioro del método de impermeabilización por soladura de azoteas, obligarán a sustituir unos 900 metros cuadrados de rasillas. Ya colocaron 200 en el castillito, cuya obra civil está lista.
Vista parcial del Museo Histórico Naval de Cienfuegos.
   A un costo que sobrepasará los 750 mil pesos se ejecuta esta inversión. Nelson Castro Urquiza, director de Unidad Municipal de Apoyo a Actividades de la Cultura (UMAAC), confirma: “Hasta ahora tenemos 80 mil pesos por concepto de reparación y mantenimiento, y 100 mil pesos que nos asignó el Gobierno mediante la contribución territorial; deberán situarnos más, en la medida que avancen las obras”.
  Cemento, yeso traído de Ciego de Ávila y la rápida solución de las empresas de transporte y ATM, han permitido acelerar el proceso reconstructivo iniciado en abril. El 80 por ciento de los recursos están aquí, lo más lento es la carpintería a cargo del FCBC, enfatiza Noralys Hernández Moreno, directora municipal de Cultura, porque debemos entregar el 15 de agosto”.

EL SUEÑO

  El plazo es muy constreñido, sobre todo porque antes del 5 de septiembre, museólogos y conservadores deben realizar el nuevo montaje, asegura Magda Chávez Sosa, directora del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, rector metodológico del museo.
Magda Chávez Sosa, directora provincial de Patrimonio.
“El aniversario 50 fue una fecha importante en la readecuación del guion museológico y el proyecto museográfico, recreando la historia marinera, marítima y naval, y específicamente la dedicada al levantamiento de 1957, aspectos que anteriormente no estaban contemplados.
  “Existen muchas piezas relacionadas, sin exhibir, y estamos en la búsqueda de otros exponentes, porque la información sí está completa desde el 6 de enero de 1959, con la entrada de la Caravana de la Libertad, los procesos de industrialización y desarrollo agrícola, del turismo, el impacto social.
“Por ejemplo, queremos rescatar la maqueta de la Central Electronuclear, que sería de mucho interés, y que está en la ECOI 6.
“Tenemos idea de guiarnos por frases de discursos de Fidel en la provincia, también de seguir esa conexión implícita con el mar, y que en su caso evidenciaremos a través de fotos inéditas del líder vinculado con actividades marineras en Cienfuegos.
Entrada al Museo desde la calle 21, antes San Luis.
Desde nuestros aborígenes hasta la victoria de Playa Girón se mantendrán como atractivos del decurso marítimo y naval, a los que se agregará una zona lúdica, donde el público puede interactuar con algunas piezas.
Salas de video y polivalente para eventos, una protocolar, aprovecharán espacios ociosos en ambas torres del edificio principal.
  El renombrado fotógrafo y diseñador de ambientes Miguel Ángel Albuerne, concibe colores e iconografía, y ha propuesto aprovechar mejor la información museológica mediante la señalización de las funciones originales en espacios del antiguo Distrito Naval del Sur, como el calabozo, la garita, la oficina del jefe militar, el arsenal…
  Tres jóvenes recién graduados de Historia, y dos conservadores, asumirán el lance del guion museográfico, basados en una investigación acuciosa de los cienfuegueros Andrés García Suárez y Orlando García, en fase de publicación.
  “Y tenemos otro reto: un nuevo guion museológico para las salas de la gesta de 1957, e introducir otras dedicadas a la huella de la Revolución en Cienfuegos, eso será novedoso”, anticipa la directora de patrimonio.

CON LA HISTORIA VIVA

  Volvió por la misma calzada y entró nuevamente en la historia. “En Cienfuegos fue extraordinario, aquel hecho, porque es el único lugar donde fue todo el pueblo, el que gritó abiertamente Viva Fidel, reconociendo quién era el líder…”, rememoró el Comandante Julio Camacho Aguilera, al volver al escenario de los hechos que liderara seis décadas atrás.
Invitado a conocer las obras, que a tres meses del aniversario de la gesta, devuelven a Cayo Loco no solo el azul original, sino también la relevancia en la historia nacional, el líder de la sublevación, recuerda.
Camacho Aguilera rememora acontecimientos de la gesta.
  "El camión que ustedes se empeñan en restaurar, llevaba una ametralladora calibre 30. Íbamos en él civiles y marinos, que sí tenían un dominio mayor de las armas, y cuando comenzaron a disparar, los policías se aflojaron. Me parece estarlo viendo.”
  Le acompaña su esposa, Gina Leiva, combatiente inseparable desde su juventud militante. Perseverante investigadora de aquella epopeya, le reconoce su compañero ante el grupo de representantes del Partido, la ASCRC, las FAR, constructores, empresas, historiadores, que apostaron por devolverla a Cienfuegos ese símbolo de ciudad rebelde.

Seguro de que rescatar el edificio es obra hecha, se interesa por cómo se va a mostrar al público aquella proeza.
  “Reforzaremos la tesis del carácter popular del levantamiento armado, y el rol de las células del M-26-7 y del Partido Socialista Popular, confiriéndole al suceso su verdadera dimensión nacional, que respondió a la estrategia de Fidel, de apoyar desde las ciudades la lucha en la Sierra Maestra”, agrega.
  Gina puede contribuir con su exhaustivo rescate entre las entrevistas “más fieles, aquellas más cercanas a los hechos, que con el tiempo se van distorsionando, por la memoria, por influencias externas, y a veces no son las exactas”.
Camacho conversa con Orlando García.
  Orlando García, el Presidente de la UNEAC, pone a su examen la obra que ha construido junto a su “maestro”, el periodista Andrés García Suárez: “nunca hemos tenido prisa por publicarla; porque es más importante nuestra responsabilidad con la verdad”.
  “Cuando se crean las células del 26, los marineros se subordinan al 26, Santiago Ríos es el alma de eso en Cienfuegos, sentencia Camacho, y ese es un hecho al que no se le ha dado relevancia justa al escribir la historia”.
  Habla entonces del número de compañeros que caen, de los 98 cienfuegueros que van presos a Santa Clara, del rol de José Gregorio Martínez, en el lanzamiento de todo un pueblo, de cómo todo es parte de una acción nacional que sigue hasta el triunfo, y más allá en la obra futura de la Revolución en el poder que podrá verse en las salas.
  Lo visualizan allí, recordando, aprendiendo, entre el ruido de la sierra, el olor de las pinturas y el polvo del cemento…. 
  Casi tres meses de faena intensa esperan, mucho ir y venir por la avenida que nos conduce al escenario común de sucesos imprescindibles para la ciudad: el origen de una bella leyenda local, la gesta de un pueblo en rebeldía eternizado el quinto día de septiembre, espacio fundacional de un colegio para pescadores y del primer museo construido por la Revolución en Cienfuegos, que atesora una muestra única de su tipo en Cuba. Concurrencias de la historia que la reparación capital nos devolverá redivivas. 
“Haremos una cronología, hora ahora, aproximándonos lo más posible a lo ocurrido, a través de secuencias de fotos”, le asegura Magda Chávez Sosa, directora del Centro Provincial de Patrimonio Cultural. Pero no sólo nos remitiremos al hecho, sino a los antecedentes, los 35 de Buenavista, la fundación de las células del 26 de julio.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...