Flama y brisa se imbrican en tibia caricia. Nodriza del crepúsculo, la ciudad aguarda el alba y reverencia el mar que la corteja. Simbiosis de océano y resol; génesis de sus epítetos y suntuosidad; especie de sortilegio de esta ribera caribeña... Cienfuegos, la Perla del Sur.

jueves, 20 de octubre de 2016

Arí Bayolo piensa a Bouquet desde la caligrafía manga



  Arí Bayolo de la Teja, uno de los diseñadores del periódico 5 de Septiembre, de Cienfuegos, posee inquietudes artísticas dirigidas hacia diversos frentes de la creación, entre los cuales figuran —además de la pintura académica y una asunción estéticamente pragmática de las nuevas tecnologías—, el comic, la música electrónica y la realización audiovisual.
  Como buena parte de los historietistas que he conocido, Arí piensa en imágenes y parece comunicarse consigo mismo los acuerdos desconocidos de su mente, cuando se sumerge en una suerte de universo paralelo en el cual está físicamente para todos los demás, aunque ya él vaya desandando galaxias inexpugnables al resto de los mortales. Intentar “desconectarlo” de ese estado de curiosa duermevela puede tener el mismo efecto de querer despertar a un sonámbulo. Lo mejor, entonces, es dejarlo en el cielo de sus ensoñaciones hasta que decida retornar a Tierra. Todo un poema.
 
  Frisará la década el instante cuando el artista pergeñó el comic El dragón y la espada, reconocido con mención en el Premio de Creación Ojalá en el género de Historieta, convocado por los estudios del mismo nombre y la oficina de Silvio Rodríguez. No dormiría siquiera una luna nuestro Arí sin añorar articular el trasunto de aquello al mundo del kinetoscopio, a la imagen en movimiento.
  Y, como casi no podía ser de otro modo, dada la sensibilidad de este otaku o fan de las expresiones artísticas del país del Sol Naciente, se decantó por la estética manga (según su interpretación occidental más expedita hoy día, ha de entenderse como la traslación al anime —animado japonés—, películas, videojuegos, clips… de la rica tradición historietística nipona).
  El resultado de la conjunción entre deseo y gustos del creador de 39 años se llama Islas y viene en el formato de un video clip para la canción homónima del grupo cienfueguero Bouquet. Ha sido presentado, por vez primera, en el espacio televisivo Cuerda Viva. Lleva casi cuatro meses en Youtube, sin el nivel de visualización debido, quizá a causa de la falta de divulgación o acaso al maremágnum de internet y la preferencia de tanta gente por malgastar el tiempo en Facebook, sin procurar abrir otras puertas.
  Bayolo pugna ahora por buscar luz verde para “Lucas”. No sería descabellado traspasar tal semáforo, puesto que hacia el inicio de esta década ya lograría bajar el puente levadizo de entrada al castillo del narigudo desconocido mediante sus trabajos   Locomotor y La bala que dobló la esquina: par de delirantes experimentos del a la sazón coqueteo de Arí con la música electrónica. En eso anda y ojalá lo consiga.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...